Blogia
El Mundo de Juaki

OPTIMUS PRIMAL

Hoy he dado una verdadera clase. No se sorprendan: llevo años cobrando como profesor, pero apenas he ejercido como tal. Normalmente mi trabajo se limita al pastoreo, a evitar que el rebaño ciego que constituye nuestra sobreprotegida adolescencia salga del corral de los Institutos (públicos) y deambule libremente por las calles. Es la verdad, no me duelen prendas al decirlo.

Pero hoy, como decía, he logrado después de muchísimo tiempo volver a la esencia de mi profesión. Estoy contento, no lo niego, y hasta el lugar en que trabajo se me ha aparecido al fin bajo una sombra nueva de esperanza. Quizá, sólo quizá, no todo está perdido.

Bueno es saberlo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres