Blogia
El Mundo de Juaki

Gettin' Low

Últimamente estoy de un deprimido que asusto. Puede ser que sea la típica pájara existencial de los cuarenta (cada vez más cerca), aunque, con toda sinceridad, no lo creo: hay días en los que pienso que ya he vivido suficiente, que no hay nada en el horizonte de sucesos que me pueda sorprender, que, al loro, para vivir esta mierda capitalista que nos rodea, más valdría cerrar los ojos y descansar en paz de una puñetera vez...

Son sólo días, no se me asusten.

Porque uno tiene hijos, y, hombre, ya que estamos haciendo una inversión en su futuro, qué menos que aguantar un poco más y esperar a ver qué sale de ellos. Por otra parte, mi vida va al cincuenta por ciento con la Susi, y supongo yo que también ella (que lo está pasando bastante mal) tendrá algo que decir al respecto.

Una paja mental, vamos.

Pero me concederán que el mundo actual es bastante cabrón y alienante. Acabamos siendo esclavos de poderes tan alejado de nuestro plano que casi parecen nuevos dioses. Da un poco de grima ver la cuenta del banco a el primer día del mes y observar cómo los fagocitadores van devorándola hasta que apenas quedan un puñado de bits por ahí deambulando. Y uno piensa: "Joé, tol mes currando y no me queda ni para pipas (mucho menos para libros)". Porque, recapacitando un poco, me da en la nariz que estamos asistiendo a toda una revolución social: el comunismo neocapitalista. Todos somos iguales ante los bancos, poco más o menos, nadie destaca por encima de sus semejantes. Vaya, si al final va a resultar que las barreras sociales se han abolido...

En fin, que el mundo es ahora mismo un lugar deprimente. Depriemente por lo injusto, deprimente por lo permisivo, deprimente por lo falaz, deprimente por lo imposible, deprimente por la cantidad de impunidades que pueden cometerse sin que nadie mueva un dedo por evitarlo...

Y, llegados a este punto, ustedes se preguntarán que a qué viene toda esta sarta de despropósitos, que qué diablos les importa toda esta retahíla de gilipolleces...

Pues nada, en realidad. No les importa nada: he ahí el meollo del asunto.

Saludos desde la Frontera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Juaki -

Domo Arigato, Takada-San. Tú, que recorres los caminos en solitario, sabes que sólo son días...

Soil Takada -

Si te sirve de algo, a mi si me importa. Ánimo ,la vida es un mero tramite por el que pasamos. Cuando nos deprimimos nos solemos atormentar con pensamientos que nos atormentan más, sin embargo pensar en cosas felices -por muy difícil que pueda parecer en esos momentos- es el camino para superarlo . La vida cada vez se hace más cuesta arriba, para esos momentos que tu cuerpo y tú alma pesan tanto que piensas en abandonar y caer , en esos momentos debes ser un poco como Peter Pan y dejarte llevar por un sentimiento que te haga feliz, ese recuerdo que te haga sonreír. Podrás volar tal y como lo hacia nuestro amigo. Nunca dejes juaki-san que el mundo exterior -por muy injusto que sea- haga mella en tú mundo interior.

Saludos del ronin.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres